Acerka de

La alkantarilla es la guarida penitente y altanera de un peludo impío, sacrílego y comunistoide al que llaman “Manu”.


Aunque esta alkantarilla es el “yoismo” en todo su esplendor, al manu no le gusta hacer descripciones reveladoras de él mismo. Se sabe, eso si, que le gustaria ser más inteligente.


Bob Dylan dice: