El fin del mundo esta cerca y justo detrás de vos…

A los FTL, que me cancelaron una cena por tener un día de mierda, sabiendo que yo vivo tan largo y lo que me cuesta quedarme en managua, yo es que me indigno

Hoy hay una cuestión sobre la que no quería escribir. Y no quería hacerlo, porque precisamente recordaba haberlo hecho ya. Pues me puse a buscar esa entrada en mi blog y no la encontré por ninguna parte1. Y eso que como digo,  me acordaba perfectamente, no ya tanto la entrada en si, como el hecho de haber pensado en escribir sobre este tema  ¿Me sorprendí? Pues bueno, al principio la verdad es que sí, un poco, porque es raro que haya intentado escribir sobre algo y no lo haya hecho. Luego pensé: seguro que traté de escribirla y se me borró toda cuando ya la tenía terminada. Y eso me pareció más razonable. Porque del tema del que estoy hablando es el del “Día de Mierda”, o “Mal día” para los más refinados.

Me voy a explicar. Hace bastante tiempo descubrí que de vez en cuando yo sufría  de algo llamado “Día de Mierda”. Y no estoy hablando de tener un día malo en el trabajo porque me jalaron la chaqueta, discutí con mi novia, porque pasé tres horas pegado en el tráfico… algo así. Todo eso está dentro de la normalidad. Yo hablo de cuando te pasa todo eso junto, el mismo día.

Hombre, ¿me van a hablar de estadística? Háganme un favor: no lo intenten. La estadística es lo que aprovechan los políticos para mentir. La estadística es el primo lacra de las matemáticas, el que fuma monte y te pide prestado dinero a la menor ocasión. Para un estadístico, tenes la misma posibilidad de sacar “cara” después de haber tirado una moneda 100 veces sacando “sol”, ojo con eso (y su explicación es que, la moneda no se da cuenta cuántas veces ha salido cara, lo que como explicación ya me parece una mierda).

Un mal día es cuando te pasan solo cosas malas. Sabes que es un “Día de mierda” cuando te dan ganas de ir y meterte debajo de la cama en posición fetal y no salir hasta que cambie el panorama o hasta que venga el SINAPRED a sacarte, una de dos.

Fin del mundo Maya

Es verdad que es complicado diferenciar un día malo de un “Día de Mierda”. Es que, de hecho, al principio son muy parecidos. Lo normal es que la mayoría de días sean normales, no pasa nada ni muy bueno ni muy malo, y todo es rutinario tirando a aburridon. Luego hay días (pocos, eso si) en que te pasan cosas buenas. A esto, por motivos de simplicidad expositiva le vamos a llamar “Días Buenos” (siendo franco he pasado pensando un buen rato un nombre, lo que pasa es que no se me ocurrió nada). En el otro lado de este asunto están los días en los que te pasan algunas cosas malas (a los que vamos a llamar… da igual, confío en que se lo van a imaginar). En esta misma línea,  pero mucho más cerca del infierno está el “Día de Mierda”. Para efectos meramente explicativos voy a decir que en un día malo te pueden pasar dos o tres cosas malas. Vos podes pensar que solo es un día malo el tiempo que querrás. Cuando te veas encerrado en la bodega de la limpieza rezando para que se termine el día, es que es un “Día de Mierda”.

Bueno pues, digamos que ya identificamos un “Día de Mierda” ¿Ahora qué hacemos?

Hay que tener claro algo: un “Día de Mierda” te puede matar (y esta seguramente sea la causa de muerte de, si bien no la mayoría, de bastante gente, lo que pasa es que la medicina no ha avanzado tanto como para diagnosticarlo a tiempo). Ahora ¿Se acuerdan de la moneda del estadístico en el que hablé varios párrafos arriba, la que no tenía noción de ella misma ni de lo que pasa a su alrededor?  Pues un “Día de Mierda” si, y no solo sabe quién sos sino también donde vivís, por lo que puede encontrarte fácil. Hay pocas cosas que uno puede hacer para evitarlo, la verdad. En todo caso, aquí les doy algunas ideas: 

  1. Pone una especial atención en todo lo que hagas. El “Día de Mierda” tiene una particular predilección por hacer que todo lo malo parezca que es tu culpa, así que si te fijas bien, al menos se la haces  más difícil. Si te da una intoxicación alimenticia que no sea por no mirar la fecha de vencimiento de lo que te comes.
  2. No lleves a cabo actividades de riesgo. Aunque, en un “Día de Mierda” puede considerarse actividad de riesgo cualquier cosa que no sea quedarse en la casa enrollado en la cama (bueno, incluso eso: es mejor y más seguro debajo de la cama, créanme) pero tratar de hacer salto en bongee, rápel e incluso dar una vuelta a la manzana para bajar la cena es ponerle las cosas demasiado fáciles. Digamos que un “Día de Mierda”, subirte a un bus de uso mixto con saldo en la TUC  es una actividad de riesgo2. ESE debe ser el nivel de precaución. El peligro te rodea, hombre… mucho cuidado en todo.
  3. Tampoco practiques actividades que no parezcan de riesgo. En serio, si tener sexo un “Día de Mierda” crees buena idea, es que ignoras el tipo de lesiones que esta actividad puede producirte (desgarres en el pene musculares, la muerte; e incluso cosas más difíciles de curar como el herpes). Siempre tene en cuenta que no es el mejor día para nada. De hecho, literalmente cualquier otro día, incluso un Lunes, es mejor para todo, así que déjalo correr.
  4. No revises el correo,  apaga el teléfono. Si es posible no hables con nadie ¿Has escuchado hablar del Gato de Schrödinger? La realidad no se decanta hasta que alguien la observa. Si no recibís esa mala noticia hoy, es probable que no se haya producido. Por otro lado, hablar con tus semejantes está sobrevalorado ¿De verdad crees que cinco minutos de platica intrascendente frente a la cafetera compensan el megaspoiler3 que te podes comer de esa película que está en el cine y has pasado esperando pero que no has tenido tiempo de ir a ver todavía? A mi me parece que no.
  5. No mantengas actitud positiva. Mucha gente sostiene (hippies  imbañables, si quieres saber mi opinión) que una actitud positiva puede llegar a afectar las energías cósmicas que nos rodean. Esta bien, si queres podes hacer eso y después irte un rato a abrazar un árbol. En mi modesta opinión harías mejor en mantener la guardia alta y ver si hay pájaritos cantando en el árbol porque están rifando una cagada y vos seguramente estás anotado en todos los números.
  6. No cantes victoria tan temprano. Un “Día de Mierda” no termina cuando vos queres sino cuando él quiere. Yo sé que a estas alturas, morir tranquilamente en tu cama no parece una mala opción pero sentirte seguro en tu hogar puede hacer que bajes la guardia. Un baño o un masaje relajante antes de dormir es todo lo que requiere tu “Día de Mierda” para conseguirte un accidente doméstico.

Y para ir terminando, las tres leyes del “Día de Mierda”

Primera: Si algo puede ir mal, va a ir  mal. Y de formas que seguro ni se te habían ocurrido.

Segunda: Si mantenes la calma es porque ni cuenta te has dado de que tenes un “Día de Mierda”. Pero tranquilo, solito vas a caer en cuenta.

Tercera: Un “Día de Mierda” SIEMPRE puede empeorar. Aunque vos creas que no.

 Bueno, con esto espero haber ayudado en algo a solucionar este difícil problema que parece no preocupar a nadie más. Antes de decir hasta pronto, un último consejo:  el plástico de burbujas es nuestro amigo; si te podes envolver con él sin morir asfixiado hasta que terminé el día, mucho mejor.

Y ahora los dejo, que estoy escuchando unos ruidos sospechosos en la casa. No me sorprendería nada que justo hoy se me agrietara el cielo raso y se viniera todo aba

1Hombre, al final no la escribí. Tuve que buscar entrada por entrada desde la primera del blog. Es que a terco me ganan poquitas personas

2Va pues: al subirte podes tropezarte, caer y morir al ser arrastrado hasta la siguiente parada ¿En serio lo tengo que explicar todo?

3 Se le llama spoiler a cuando un hijo de puta (tu hermano, el padre/madre de tu hijo, el hijo de tu mamá, el que escribió esto, tu mejor amigo, etc) te cuenta una parte de algo que todavía no has visto, te arrechas y lo matas, después no te dan ganas de ver esa puta mierda porque ya te la contaron y te cagaron la jodida historia. También se llama spoilers a los espaguetis vencidos pero eso no tiene nada que ver.

Anuncios

8 pensamientos en “El fin del mundo esta cerca y justo detrás de vos…

  1. pues hombre “manu” que te digo yo que a mi también me parece que ya habías escrito algo sobre el “día de mierda” …. pero bueno, yo no me voy a poner a buscar como vos jajajajajaja
    Que tengas un “feliz día de mierda” …. saludosssssssss

  2. maldecir el día de mierda es santificarlo y alargarle la vida a ese hijuelasetentamilparesdeputa, y es long lasting el cabrón. algunos días de mierda duran hasta 72 horas… y son extensibles hasta el cumpleaños. hasta son competitivos con otros días de mierda de otra gente.

¿Estás pensando en algo? ...deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s