Todo lo que no les interesa saber sobre tener pene (a ellas, claro).

AsustadoNo es que este presumiendo, pero yo tengo pene1. La verdad es que tampoco es mérito mío, está ahí desde que tengo uso de razón (es decir, que no me acuerdo haberlo plantado yo mismo, a pesar de que la evidencia anatómica parece indicar que de algún modo creció así). Pero es un hecho que es difícil pasarlo por alto, para mí al menos, si. Como una amiga me comentaba hace poco por twitter (a la que no voy a mencionar por motivos de confidencialidad, no se molesten en preguntar) “tener pene quita mucho tiempo, necesita dedicación”. Después de reflexionar un rato sobre tan sabias palabras, tengo que decir que, en efecto, llegué  a la conclusión de que tener pene es un trabajo de tiempo completo (es decir, que nos ocupa la mayor parte del día, como mínimo la que los hombres pasamos despiertos). Las mujeres no echan de ver esto, porque ellas tienen la versión integrada (un diseño que sin lugar a dudas supone una mejora respecto al original) pero tener genitales externos tiene una sarta de inconvenientes que sería necesario enfatizar. Y lo voy a hacer, porque tengo tiempo para eso.

En primer lugar, está ahí. Existe y tiene entidad, se percibe. Ignoro lo que se siente tener vagina porque nunca he tenido una (en mi propio cuerpo, quiero decir; o sea por dentr… bueno, da lo mismo) pero sospecho que es simimlar a cualquier otro órgano interno, es decir, que se limita a existir sin más. Un pene es una cosa que se siente. Pero se siente por fuera. No podes caminar, correr, nadar o ni si quiera sentarte, sin notar su existencia2 ¿Cómo los hombres no vamos a estar pensando en sexo todo el día si tenemos un recordatorio tenaz y permanente del mismo? Además, como órgano es de los pocos en cuya función tenemos posibilidades de colaborar, aunque sea mínimamente. Porque, vamos a ver, por mucho que el bazo quiera trabajar más allá de su capacidad, no podría fijarse en tus pensamientos y decirte “Oe loco, soy tu bazo, y tengo muchísimas ganas de hacer más… esteeeem… cosas de bazo3”. Pues mirá broder, lo siento…  es que aunque quisiera. No se puede. Pero hombre, el pene te pone ojitos (metafóricamente hablando; un pene cono ojos sería imposible de gobernar. Ya son difíciles de manejar sin que puedan ver tetas, no quiero ni imaginarmelo) y te dice “Oe,  tengo ganitas” y claro, te sentís mal. Porque vos en ese caso ya podes hacer algo por ayudarle (y además un extenso abanico de posibilidades, desde llamar a una ex hasta encender la compu y mirar en Internet  que ese tema no lo voy a tocar). Y claro, haces lo posible, porque como lo tenés cerca, le agarras cariño (de aquí que se diga que el roce hace el cariño; es muy difícil agarrarle más cariño a algo que a un pene; al propio, por lo menos).

Otro inconveniente del pene frecuentemente  parece que tiene vida propia. Es más que sabido, me temo, que las erecciones no son voluntarias. Aunque creo que sobre este hecho se ha exagerado un montón. Hay algunas actividades físicas que son involuntarias. Los bostezos no son voluntarios. Los estornudos no son voluntarios. Y por supuesto, el ritmo cardíaco no es voluntario. Las erecciones, sin embargo, se presentan (más o menos) en las situaciones en que se tienen que dar. Que igual y a vos a lo mejor no te conviene (por lo que sea) que se te ponga la paloma como el bíceps de un fisicoculturistacuando estás tranquilamente disfrutando del sol en una playa nudista con esa amiga con la que te une una relación fraternal de amistad de lo más inocente (por decir algo). Pues ve, puede ser. Ahora, hay que reconocer que es una situación algo confusa para un ente que más o menos tiene una única cosa en la cabeza, o sea, el sexo5.

Porque la otra situación en la que se suelen dar las erecciones es durante el sueño, que yo le veo poca utilidad a esto. Total, lo único que puede pasar es que estés solo, o en compañía de alguien. Y pues, si ya tenés compañía de alguien ¿cuál es el clavo6

Es decir, que si te dan erecciones en el entierro de la abuelita de un amigo, viendo la obra de teatro de tus sobrinos o mientras ves un documental en “Esta Semana” (y especialmente en este caso, que eso se ve que lo hacen para dormir, no para que nadie se excite) anda a que te lo revise un especialista,  porque yo normal normal, lo que se dice normal, no lo veo. Otra cosa muy distinta es que no tengas erecciones cuando deberías tenerlas. Pero esto ya entraría en el concepto de mal funcionamiento, más que en el de imprevisibilidad. Es decir, que si mi carro de más de 15 años un día se jode, yo no digo que sea imprevisible, ni que no lo controle yo. Lo llevo al mecánico y listo. Ahora, que igual y el raro soy yo (que no se me jode el carro).

En otro tema relacionado con el punto anterior, parece ser que alguna vez ha sucedido, y en circunstancias que no se prestaban a sospecharlo (léase posible mal funcionamiento susceptible de ser tratado pon pastillas azules), que la cosa no ha funcionado cuando tenía que hacerlo. Me temo que no puedo ofrecer datos sobre este misterioso fenómeno tan sólo comparable en “misteriosidad” con el de la combustión espontánea y que espero que algún día toque Fabian Medina  en su columna de La Prensa. Lo que es a mí, eso no me ha pasado nunca. Ni a nadie que yo conozca, pues. Pero que leí por ahí que dicen que sí, que alguna vez ha sucedido. Ahora, que igual también puede ser que el alcohol y/o  la compañía influyan…8

Otro de los problemas del pene, y en otro orden de cosas, es que es demasiado accesible. Pero DEMASIADO accesible. Hombre, que está puesto ahí en medio, que accedes a él hasta sin quererlo. Esto produce dos efectos: 1) Una baja tasa de productividad en los hombres (y ese tema aquí lo voy a dejar, que no creo que sea necesario explicarlo más) y 2) Algunas situaciones incómodas en casos de interrelaciones con el otro sexo (e incluso más incómodas si son con el mismo). Pero bueno, yo sobre esto del espacio interpersonal tengo mis propias teorías (que ahora mismo no voy a tocar, más que nada por motivos de espacio y porque ya lo hice una vez)

Y bueno, yo creo que por mí, esto ya esta. Y más teniendo en cuenta que ya llevo como diez notas  a pie de página y me parece que al final esta entrada  va a ser más larga por abajo que por arriba. Lo que viéndolo bien, es bastante apropiado.

Brazo de fisicoculturista *Guiño guiño*

1 Sé que circulan rumores de que soy mujer, debido especialmente (supongo) a mi temperamento sumamente sensible y a mi infinito conocimiento de la naturaleza femenina. Me gustaría decir desde aquí que es totalmente falso: carezco completamente de ambas cosas. 

2Bueno, ya sé que con las tetas pasa algo similar, pero no olvidemos que su función principal es dar de mamar a los bebés. Otra cosa son los usos recreativos que le demos luego nosotros…

 3Espero que no se echado mucho de ver que no tengo ni idea de para qué sirve un bazo. Es que me da pereza googlearlo, la verdad. 

4O sea, hinchado y lleno de venas. De nada. 

5Estoy hablando de mí, okay. Es que no entiendo eso de ir a playas nudistas con amigas. Son ganas de buscar el peligro, así a lo loco. Luego si querés pedile que se quede a dormir en tu cama, pero en plan amigos ¿no es jodido? (por cierto, este tema lo voy a volver a tocar en el siguiente punto) 

6Como podrán deducir de esto (y del punto anterior) yo personalmente lo de dormir en plan amigos no me lo planteo. A menos que asumamos ciertas contingencias, claro. En mi modesta y sabia opinión, si una amiga decide dormir en la cama de un hombre tiene que asumir que lo mismo está ya jugando mucho con lo que sería el autocontrol. Y yo no soy de los que se puede dejar una bolsa de papitas a medias, no sé si me explico7

7Obviamente lo de dormir con hombres está fuera de toda cuestión. Es que ya estoy muy viejo para probar ciertas cosas, que por otro lado, tampoco me llaman la atención. Ahora, si los demás quieren, allá cada uno. 

8Que tampoco es que yo esté diciendo que si eso pasa alguna vez, también puede que parte de culpa sea de algunas mujeres, que se quejan mucho de los hombres, y luego la única posición sexual que conocen de verdad es la de “la muerta”. Para nada. Dios me libre a mi de opinar sobre temas que no entiendo, que no me gusta a mí meterme en problemas.

Anuncios

8 pensamientos en “Todo lo que no les interesa saber sobre tener pene (a ellas, claro).

¿Estás pensando en algo? ...deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s