Instrucciones de lavandería para caballeros

RopaEn vista de que este es uno de los pocos blogs que tiene más lectoras que lectores (al menos es lo que me han hecho creer), hace un tiempo decidí suicidarme del todo y hacer entradas exclusivamente dirigidas al género masculino (ver aquí, aquí y aquí). Más que nada porque sospecho que las mujeres no necesitan el tipo de conocimientos que doy. Eso sí, seguramente se rían con ellos…

La idea de escribir estas entradas es dar orientaciones a los hombres sobre las tareas domésticas -ese gran desconocido- cuestión en el que no soy un gran experto, lo que me permite dar explicaciones a nivel usuario.

Esta vez quise ser ambicioso y tocar uno de los temas más odiados y temidos por los hombres: la jodida lavadora.

La lavadora es un ser misterioso que, de un tiempo para acá suele encontrarse en muchos hogares. Si bien es cierto que en los hogares de solteros emancipados “cerca del nido” a menudo dentro del tambor todavía podemos encontrar las instrucciones en una bolsita sin abrir (ir a la casa de los padres a lavar la ropa es una costumbre que viene del neolítico y que las madres de todo el mundo soportan porque saben que es la única manera de seguir viendo regularmente a sus niños).

La lavadora es un invento  de origen extraterrestre, posiblemente , al que nadie ha sido capaz de mejorar la interfaz para que sea amigable con el usuario. Regularmente tiene un par de ruedas y varios botones rotulados con términos confusos para un hombre como “algodón”, “lana”, “sintéticos”… Es obvio que vamos a encontrar un problema con eso, un hombre a todo lo que llega en clasificación de ropa es a distinguir camisas de pantalones, y eso que con mucho esfuerzo. Pero tranquilos, que no cunda el pánico, todas estas  indicaciones son falsas. Solo hay dos programas que necesitamos dominar “Blanco” y “de Color”. Si alguna prenda se deteriora utilizando estos programas, es que era demasiado débil para sobrevivir en el mundo actual y lo mejor es que Dios se la haya llevado a su lado. Total, era cuestión de tiempo que se dañara, ¿Para qué alargar el sufrimiento? Así mismo, por la supervivencia de la especie, es mucho mejor que los miembros más débiles desaparezcan. ¿Quién sos vos para quitarle la razón a Darwin? Porque no serás creacionista ¿verdad? Pues bueno…

Lo más importante antes de lavar la ropa es la separación de colores. Es posible que esto  sorprenda a más de uno, pero a pesar de que hemos mandado naves al espacio, el ser humano no ha conseguido una lavadora que pueda lavar todo al mismo tiempo. Es como si en las teles de color no pudieran verse películas en blanco y negro o tuvieras que comprar ipods diferentes para escuchar música y podcasts. Para solucionar esto nos veremos obligados a separar manualmente las prendas por colores. Esto se hace de la siguiente manera: cuando van a lavar ropa, van separando las prendas en el suelo en “motetitos” según su tonalidad. Si quieren que la ropa no se dañe en exceso se van a ver obligados a separar no solo la ropa blanca de la de color -y vean que esto es muy importante- sino dentro de la ropa de color, diferentes tonalidades (pero tranqui muchachos que no voy a hablar de colores imaginarios como blanco hueso o el melón: sé a que público me estoy dirigiendo). No hay una pauta fija sobre esto, pero suele ser recomendable por lo menos separar blanco, negro, colores vivos, colores suaves y tierras (porque hacen barro, o más bien, la embarramos). Seguramente se enfrenten a preguntas del tipo:unos calzoncillos azul claro con rayas marrón oscuro, ¿de qué color son? Para empezar, no deberían tener unos calzoncillos así, pero no se preocupen, déjenlos para el final en otro montón. Después de esto van a tener en el suelo una cantidad indeterminada de montones de ropa pequeñitos más otro grande con la que no saben donde poner. Como seguramente no quieran poner una lavadora solo con tres prendas y tampoco te tengan ganas de pasarse el día poniendo lavadoras, en este momento es posible que empiecen una minuciosa y complicada negociación para tratar de reducir los montones (bueno, esto no es negro pero es bastante oscuro/esto no es blanco, pero es bastante claro/esto es rojo pero poco…) hasta terminar con un montón de claro, uno oscuro, y uno de color. Cuando se den cuenta de que hay más diferencias de tonalidad dentro de los “motetes” que entre ellos, es posible que tengan la tentación de juntarlo todo y mandarlo a la mierda ¡No lo hagan! Esto es un ritual y hay que hacerlo aunque no terminen de entender el motivo. No querrán que las mujeres piensen que somos unos jodidos barbaros, ¿cierto?

Un buen consejo que puedo dar llegado a este punto es que cuando se vayan a comprar algo piensen si luego van a tener que lavarlo ustedes mismos. Esa prenda que queda tan bestial en el maniquí de la tienda, ya les digo yo que no les va a quedar tan bien si en la etiqueta pone “Machine Wash in warm wáter at a  normal setting” o “limpieza en seco” (la hacen con arena unos beduinos, creo yo); al menos no después de lavarla. A la larga no hay nada tan práctico como los colores cenicientos (no envejecen, si acaso cambian de tonalidad) y de ser posible con aspecto gastado. Esto según las circunstancias y la época los va a hacer parecer muy modernos o pordioseros (la moda es una amante esquiva) pero van a ganar mucho tiempo para el ocio del que ahorran en separar los colores, y como extra siempre van a verse bien conjuntados (no tendrán que preguntarse si el verde combina bien con el azul si toda su ropa es marrón). Es posible que mucha gente termine pensando que siempre llevan la misma ropa, pero eso también está bien, porque así tampoco importará mucho si repiten conjunto algún día.

Si a pesar de todo esto deciden comprar prendas de ropa distintas (allá ustedes, locos estrambóticos) les tengo que advertir de que hay ropa que es imposible de lavar. Una camisa de rayas blancas y negras es inconsistente en si misma, es decir, no es posible lavarla en nuestro universo, o al menos no mientras rijan las leyes básicas de la termodinámica -se dice que hay unos seres mitológicos llamados madres que podían ser capaces de hacerlo, por desgracia su sabiduría se perdió en la noche de los tiempos. Al menos yo no pienso llamar a la mía para preguntarle- así que es mucho mejor que sean poco ambiciosos y compren ropa que sean capaces de lavar ustedes mismos sin joderla. Piensen antes de comprarla si toda esa prenda se podría lavar en una misma lavadora o si su combinación de colores obligaría a lavarla en tandas distintas, porque ya les advierto que descoser la ropa para separar los colores puede ser una labor agotadora…

Y hasta aquí la primera parte. Ya veo yo si otro día me meto con lo del detergente y eso…

Anuncios

8 pensamientos en “Instrucciones de lavandería para caballeros

  1. Buenos consejos. Lo que no entiendo es porque decir “para caballeros”, tenemos problemas de este tipo aún teniendo vaginas : / en serio.

    • Gracias Mafe, es una sección mía de “Cosas para caballeros”, pero si realmente algunas mujeres también tienen estos mismos clavos y quieren tomarlos tampoco pasa nada 😉 … suerte con la lavadora 🙂

    • Excelente Waldir, ese cordón se tiene que ir cortando poco a poco, con la lavadora digo, ya luego con tu mamá se puede dialogar.

      Saludos

  2. me parece que te puedo dar unas clases de lavandería para todos nuestros amigos aquí presentes… administro mi lavandería y me parece útil tu información, lo mejor sería que fueras un poco más objetivo.

    PD…
    la prenda negra con blanco se debe lavar separada de la demás ropa con agua limpia, detergente biodegradable, limpiador multiusos con aceite de pino, jabón de barra liquido y jabón liquido para ropa de color… lavar y reposar, tallar cuellos, puños y manchas. enjuagar y secar…

    el agua con jabón se usa para la demás ropa =)

¿Estás pensando en algo? ...deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s