El superamigo

La Alkantarilla, en su afán de perseguir la primicia, se llena orgulloso al dedicar esta entrada a la cantautora cubana Vivian López, con quien compartimos una reunión “improvisada” la noche de ayer (en la que posiblemente todos los asistentes subimos unas 10 libras y robamos todas las recetas… desde el cariño Munique) y aprovechando que iba a estar desvelada y que tiene concierto hoy, en un acto de malignidad suprema y para mantenerla despierta la publico hasta esta hora.

Las mujeres son un enigma de la naturaleza,  ya lo sabemos todos. Son esos seres que no van a querer tener sexo con vos hasta que se dan cuenta de que vos estás teniendo sexo con otra persona. Hasta en ese momento son capaces de manifestar su interés de maneras sencillas de entender hasta para un individuo de inteligencia media como desnudarse completamente y rociarse de crema chantilly, cuando antes lo único que hacían era tratar de que les leyeras el pensamiento mientras se hacían las interesantes. A este comportamiento las mujeres no le llaman ser complicadas, le llaman “es que ustedes son muy simples”. Pero ya me estoy yendo del tema. Yo de lo que quería hablar era de otra cosa.

A lo mejor no lo saben, pero Dios nos puso en este mundo para que copuláramos como conejos y de esta manera perpetuar la especie (y si creian que la respuesta era “adorarlo y respetar los mandamientos” es que no saben leer entre líneas). Como, ¿que no creen en Dios? (arderán en el infierno por comunistas e infieles, vayan sabiendolo) pues más fácil todavía, porque entonces tienen que creer en Darwin (es que no se puede no creer en Darwin) y la respuesta es que estamos aquí para fornicar como bestias y aniquilar al resto de especies que nos hacen competencia (esto es así, y si no se lo creen es que son unos hippies rascaliras inbañables).

Bueno, supongo que ya vieron adónde quiero llegar. Hay algo que no calza en el plan universal (ya sea de Dios, ya sea de Darwin) que es la amistad (fundamentalmente en el de Darwin, que era más de matar australopithecus a pedradas). Y concretamente la amistad entre hombres y mujeres. La amistad entre hombres y mujeres es un constructo cultural, como las bodas civiles y las reuniones de swingers. Y es, en el sentido clínico del término, improductiva (es decir, que no provoca ningún resultado, o al menos no provoca el resultado que se espera de ella). Pero en algún momento vino la civilización, que es eso que hace que cuando el fontanero te da la factura (transporte incluido) en vez de matarlo a golpes con su propia llave inglesa le pagues sonriendo (un atraso evolutivo, ya lo digo yo). Y por culpa de la evolución, cuando una mujer dice que “somos amigos” te tenés que aguantar las ganas de lo que le harías (que por cierto, es muy parecido a lo del fontanero, solo que cambia la herramienta y la forma de dar los golpes) y hacer lo que te indique manso como un corderito.

Y hablando de aguantarse las ganas

Lo de “somos amigos” de las mujeres es el equivalente moderno a decir “es broma” después de insultar a alguien (para los que no tienen vida 3D, el equivalente 2.0 es poner XD al final de un SMS o un tuit), te convierte en invulnerable y sirve para todo. Una chavala dice “es que somos amigos” y ya te puede tener hasta las 6 de la mañana quejandose sobre lo “perras” que son sus amigas o contándote lo superespecial que es el último hombre que conoció. Y vos allí aguantando, claro. Porque “somos amigos”. Y pensas que debe ser cierto, porque a cualquier otra que te tenga toda la tarde de compras llevándole bolsas o cargando un mueble que compró y que necesita que alguien lo meta a la casa, le iban a dar 20 pesos, sin embargo vos aguantas e incluso querés hacerlo. Ajá: Querés hacerlo. Ese es el punto ¿no te habías dado cuenta? Tengo una mala noticia: sos el Superamigo.

Un Superamigo puede creer en la amistad entre hombres y mujeres, en el amor platónico y si es necesario en la honradez de los banqueros. Y si le haces ver que igual quería darse una revolcadita con su amiga, puede llegar a ofenderse: “¿Yo? Pero si somos superamigos…” No broder, superamigo sos vos, que desde que la conoces no te has perdido las rebajas de las tiendas, la acompañas de compras cada vez que tiene que buscar una tontería para alguien y si hace falta le quitas el moho de las paredes de la casa y le parchas el techo con tapagotera. Superamigo sos vos, que sos el hombro en el que llora cada vez que uno de los pendejos con los que sale le pone los cuernos y que desde que estás con ella no has vuelto a fijarte en otra chavala.

La diferencia entre un amigo y el superamigo, por si alguien (o vos Vivian) se lo está preguntando, es que el amigo sabe (porque si lo sabe) que si intenta meterse con la amiga ella le va a decir que no, que sería una lástima echar a perder su amistad. Pero él lo intenta de todas maneras, porque está en su código genético. El superamigo esto ni se le ocurre, porque claro, siendo superamigos estaría totalmente fuera de lugar.

Pues bueno, valga este pequeño homenaje a todos esos héroes anónimos que existen para que las mujeres piensen que hay hombres maravillosos con los que pueden estar tranquilas sin preocuparse porque estén pensando en llevarlas a la cama… y mientras (ellas) poder llevarse  a otros. Por ustedes, que si la naturaleza fuera sabia de verdad, nacerían sin pene. Total, no se van a reproducir…

Anuncios

12 pensamientos en “El superamigo

  1. Pues yo digo que si tiene esperanza el super amigo, porque seguramente aunque sea superamigo de una, las amigas de esa una pensarán maravillas de él hasta eventualmente aventarse a sus brazos.

  2. Siempre he pensado que la amistad entre hombres y mujeres no es posible al 100%. Tengo muy buenos amigos, pero ya he vivido esos momentos incómodos en los que sé que ese maje quiere algo más conmigo, y si el maje me atrae pues aprovecho, y si no, me siento mal, es horrible, pobre maje. Por eso dejé de creer en las buenas intenciones de la gente, y sobre todo de los chavalos, aprendí a ser super desconfiada, incluso de los superamigos u.u

    • Digan lo que digan, las chicas también vemos a nuestros amigos como posible agarre en una noche de esas de fiesta. El clavo es que si sos hombre, querrás o no tenés que acceder so pena de que te tachen de “hibrido” (esta creo que es tu palabra favorita Ale).

      Algo que si hay que djar claro es que uno intenta lo más fuerte fuerte posible no alcanzar el nivel de superamigo, a veces se tiene exito y en otras se fracasa.

      • jajajajaja esa es otra cosa, que a veces, por malas interpretaciones y compañías un tanto peculiares, creemos que “el maje” puede ser un superamigo y que no va intentar nada con vos, pues por obvias razones (es híbrido) jajajajaajaj pero soy humana, cometí un error, lo siento. XD

  3. Mmmm pensandolo mejor la amistad entre hombre y mujer si algún interés me parece casi nula, dado que aquellos que pensé que eran mis super amigos se casaron o están comprometidos y la amistad se la llevo el viento…si en verdad hubiese sido un superamigo de verdad, eso nunca hubiese sucedido…o si???

    • Yo creo que un superamigo aguanta estoicamente, los que no aguantan el gas son más bien oportunistas. Pero bueno, yo no soy mujer y todo esto lo digo desde la perspectiva masculina 😀

  4. He tenido varios “súperamigos” y estoy muy consciente de que en verdad es imposible lo de no tener internas esperanzas de que pase algo entrambos, así como también sé lo duro que es romper ese vínculo.
    Una vez tuve un novio que me dijo: no te engañés, ningún hombre quiere ser amigo de una mujer, cuando le dije que tenía un “súperamigo”.
    Pero a veces pasa que hombres y mujeres sentimos “muy cómodos” con esa situación y no admitimos que algo está pasando.

  5. Pingback: Y ahora, vamos con algo completamente diferente « La alkantarilla

¿Estás pensando en algo? ...deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s