Manu y la Gripe

Si amigos, yo sé que lo sospechaban: estoy enfermo. Enfermo de un virus, quiero decir, no de la cabeza. Que también pues, pero a eso me gusta más llamarlo pensamiento lateral. No soy raro, es que pienso de lado, como los cangrejos. Bueno, da igual.

El caso es que me puse malito. Se me pego un virus y como agarre al ser infecto que me contagio lo hago paste  pero no pasa nada. Eso si, me enfermé como a mí me gusta, lo justo para estar jodido pero no lo suficiente como para que me den subisidio. Y esta vez ni me molesté en ver a mi doctora. No vuelvo a darle el gusto de llorarle por un subsidio otra vez.

Bueno, de hecho no tengo una doctora, tengo dos. Aunque me temo que en realidad son la misma, solo depende de si se ha tomado sus medicinas o no. Una me da muchísimas pastillas y me manda al especialista por cualquier tontería (mirá, no creo que sea nada, pero por si acaso vos anda y que te lo miren -pensaba que era lo que estaba haciendo) Y claro, para cuando te ve el especialista como seis meses después efectivamente no era nada. Si lo fuera supongo que me habría muerto, ¿no?.

La otra doctora es un poco un cruce entre Clint Eastwood y Terminator pero ambos teniendo un mal día. No es que le cueste dar subsidios, no…. es que no los da y punto. Me preguntaba que habría que hacer para que me diera un subsidio en lugar de un ‘reposo de 48 horas‘, así que un día me corté un brazo y fui con él en la mano.

– ¿Necesitas los dos brazos para trabajar?– preguntó.

– Bueno… no, pero ayuda tenerlos– respondí inseguro.

– Está bien, te mando a ‘reposo de 48 horas y si ves que no se te pasa, volves por el subsidio.

Por suerte cuando regreso siempre está la otra (no parece que sea nada, pero te mando al especialista para que te revise por si acaso). En fin, que la medicina está fatal.

De todas maneras reconozco que (a veces) me gusta estar enfermo. En primer lugar porque me permite quejarme. Y a mi me encanta quejarme. Y no soy el único. O ¿por qué creen que la gente se hace crítico?. ¿Se imaginan a un critico que no se quejara? “Bueno, la verdad es que la película es un poco sosa, pero seguro que el director la hizo con buena intención“. O “El magret de pato estaba rancio, pero pude notar que lo hicieron con mucho amor“. O periodista deportivo. “Bueno, es verdad que cobran una dineral y luego no rinden porque se van todas las noches de fiesta, pero ¿quién no fue joven alguna vez?“. Que va, a todo el mundo le encanta quejarse.

Otra cosa que me permite estar en enfermo es tener un humor de perros. Esto la verdad es que no me parece tan divertido (en mi estado normal soy un mezcla entre Cristyana Somarriba y el teletubbie lila, todos los que me conocen en persona lo saben; ustedes no me han visto nunca en persona, ¿verdad? bueno, pues entonces se lo van a tener que creer) pero la verdad es que a veces no viene mal tener pretexto para mandar a la mierda a la gente a la menor provocación. Esto hay que entenderlo, soy hombre, esto es lo más parecido que tengo al SPM, y tengo que aprovecharlo…

La última ventaja de estar enfermo, es que me permite boludear oficialmente. Se estarán preguntando como se hace esto. Tras un tiempo con la doctora Notedoysubsidioasíteestesmuriendo desarrollé la capacidad de aparentar a la perfección el estado de ‘me estoy palmando, pero soy tan profesional que fui a trabajar‘. Para que se hagan una idea es una cobinación entre la cara de Stallone al final de Rocky I y la que se le quedaría a un poeta romántico si lo atropella un camión, pero sin mucha sangre. Tengo comprobado que esta cara si se hace bién impide a la gente darte trabajo sin producirles un terrible cargo de conciencia.

Otra cosa por la que me gusta estar enfermo es porque puedo desvariar mucho en una entrada. Claro que a eso supongo que ya están acostumbrados…

Además, ya conocen el refrán, lo que no te mata, al menos da para una entrada en el blog.

Anuncios

5 pensamientos en “Manu y la Gripe

  1. BUeno cuidate no vaya a ser el H1N1 y nos contagiés a todos, y eso de ser perrunos sólo cuando están enfermos (los hombres) pura babosada, son perros cuando les ronca, y no todas las mujeres se ponen así de repugnantes cuando tienen su SPM…es más a veces las pone más dulces de lo que son 😀

    • Hola Sochyl 🙂

      Pues ya se me pasó la griper, no era nada grave… pues yo no he conocido mujer dulce durante el SPM, pero supongo que es un dato muy personal 😉

  2. No quiero ser tan positiva pero pase 24 dias con esta p… gripe y ufff se que es un fastidio y te pones de un humor, insisto ODIO el “seguro” por gripe deberian de dar descanso suficiente o contaminras a mas gente eso no logran entender los medicuchos uff en Fin que mejores, mucha sopita, tè de toda las ramas que te encontres y un roncito por si tenes tos.

    O-o….

    Zas..

¿Estás pensando en algo? ...deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s