Día 8: Uno para leer por fragmentos

Diarios 1984-1989 de Sándor Márai

De esas lecturas que me han encontrado, de las que han venido porque era preciso

No es fácil, pero si revelador. Por esa estructura de bitácora diaria se lee bien por fragmentos, con los saltos de fechas, reflexiones, lecturas y un centro que le da forma a todo. El autor reflexiona sobre la vejez, la soledad, la enfermedad y la muerte,  pero el verdadero trasfondo línea tras línea, disfrazado algunas veces y evidente en otras: el eterno y profundo amor por su esposa, con quien compartió por sesenta y dos años, la misma que ya ciega y muda, sólo abría la boca para decirle “qué lento muero”.

No me gustan los suicidas en lo general, no los soporto. La única excepción que he hecho es precisamente con Márai, ciertamente su Diario es un libro hermoso, que encrespa las oscilaciones de la vida cuando se va cruzando la esquina final.

tal vez existan los milagros (digo ‘tal vez’ porque en el universo todo lo que el hombre piensa y espera es posible), pero la cruel realidad en sí ya se manifiesta como un milagro, un milagro infame. Llega el tiempo en que uno ya no espera respuestas, no discute con el destino, lo abraza”. 

Anuncios

¿Estás pensando en algo? ...deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s