Este soy yo divagando (con resaca post 19)

Hace poco me contaba un broder que trabaja en un banco su situación allí. El banco en el que trabaja lo voy a llamar (para evitar darle publicidad) “Hello, Kitty Bank”. Este banco es conocido por gastarse una millonada en patrocinar un montón de cosas (entre ellas un estadio de baseball), también porque desde hace tiempo está en problemas por la crisis de las hipotecas de alto riesgo y porque su logo es un jodido arco rojo con fondo azul (seguramente la entrada al infierno ha de ser así). Pero no me hagan dar más pistas, que no quiero que sepan cuál es.

Pues bien, al parecer esta institución financiera tiene una política de negocio digamos que violenta. Consiste en exigir a sus empleados a conseguir unas cantidades mensuales determinadas de contrataciones de seguros y de tarjetas de crédito. Por lo que me comentó este pofi, esta política está haciendo que ya hagan más seguros al mes que empresas que sólo se dedican a los seguros (incluso a costa de que los empleados amarren a punta de seguros a sus familiares y amigos, ya saben como es esto) lo que, teniendo en cuenta que no es su actividad principal y no les cuesta apenas nada en infraestructura (tanto las oficinas como el personal ya están ahí para otra cosa, por lo que se puede decir que esa parte del negocio les sale casi gratis) les podría permitir bajar mucho los precios respecto a la competencia, pero al parecer, no. Todo es beneficio. Incluso me comentó que se había llevado un buen clavo por el tema de las tarjetas. Al parecer el producto que les obligan a vender a mansalva es una tarjeta de crédito con el 16.5% de interés y un gasto de U$ 30.00 (por membresía) anuales, lo que estarán conmigo en que es una barbaridad. Él dijo que no le parecía de entrada ofrecer ese producto y que no pensaba tratar de venderlo a sus clientes, de ahí el clavo. Lo primero que pensé es que a lo mejor no debería trabajar en esa entidad, pero claro ¿Está la cosa como para dejar un trabajo por principios. O dejar de hacer cosas que no te parecen bien por dinero? Al final todos somos putas.

Todo esto me recordó a una caricatura de Watterson (Calvin & Hobbes) en la que Calvin (y me disculpan que no sea muy fiel, porque la cito de memoria) le dice a su padre que está buscando un meteorito que le convierta en un súper héroe y él le contesta que mejor trate de encontrar uno que le convierta en alguien con un trabajo ético. Cuando la leí la primera vez no entendí bien a lo que se refería.

Una vez, hace rato, yo estaba buscando trabajo. Creo que fue justo cuando salí de la universidad, donde aprendí una profesión muy simpática y aparentemente inútil a juzgar por lo difícil que estaba encontrar trabajo de aquello (y por si alguien se lo pregunta, sigo sin trabajar de aquello para lo que estudié; me temo, que es el signo de los tiempos). Llegó un momento que la cosa se puso tan mala que me planteé trabajar de vendedor. Y aquí voy a hacer un paréntesis. A mí el trabajo de vendedor no me parecía malo en sí mismo. Yo soy relativista, así que logro aceptar que cualquiera puede tener razón, y además todo tiene algo bueno. Es decir, que cualquier producto (pongamos por ejemplo, un carro) tendrá alguna virtud que sea posible destacar en un anuncio, y finalmente, un hipotético cliente que lo adquiera, tendrá de alguna forma, razón al adquirirlo. Esto, por desgracia, no siempre es así. En ocasiones, un producto es razonablemente una compra peor que otra y los que lo venden lo saben. Por ejemplo (y volviendo al principio) un seguro puede ser más caro que otro similar (o verdaderamente innecesario) y el comprador puede terminar adquiriéndolo porque se lo ha ofrecido un empleado del banco al que conoce y en el que confía. Y no hablo en términos totalmente hipotéticos. ¿Qué puedo decir? no soy economista. En algún momento tenés que confiar en la honradez de los demás.

Pero vuelvo a mi historia. Presenté varios currículos y finalmente una “conocida editorial” me contactó para su departamento de ventas. En aquel momento la verdad es que me respondían tan pocas empresas que me sentí agradecido por ello. Pasé una breve entrevista y me asignaron un vendedor para que me entrenara. Yo al principio no veía nada de malo en vender libros. A fin de cuentas es cultura, no es como si estuviera vendiendo crack ¿cierto? Hasta que lo vi en acción. Me acuerdo en concreto visitar la casa de una clienta, una a la que al parecer ya le había vendido varias cosas. La casa tenía un aspecto lo suficientemente necesitada como para que dieran ganas de ofrecerles dinero, o al menos decirle “Pero ¿Qué putas haces comprando enciclopedias de la naturaleza, si no tenés ni cortinas?”. Por desdicha, el vendedor era realmente bueno y salió de allí con otra venta. No he sentido más asco profesional en mi vida. Y concluí que aquel trabajo era para gente con menos escrúpulos que yo.

Esto me lleva a otro tema. Cada vez escucho a más gente manifestarse en contra del sector público. Tal parece que es caro y poco eficiente. La gente parece pensar que las privatizaciones aseguran de que las cosas marchen bien, por puro Darwinismo. Yo tengo que decir que de un tiempo para acá he sido defensor del sector público (incluso poco antes de empezar a trabajar con él, cosa que sucedió de rebote). Creo en el sentido de que haya función pública y apoyo que hay cosas que tiene que llevar el estado. Esencialmente porque no creo todo sea dispuesto para dar beneficios y hay cosas que son necesarias aunque no los den. Cosas como el transporte público. Si queremos que los ciudadanos de todas partes tengan los mismos derechos, quizás haya que asumir ciertas pérdidas en el balance general (siempre dentro de un margen, claro)

Sin embargo parece que el remedio de la humanidad está en la empresa privada y la libre competencia. ¿Hablamos de esto? Las compañías de teléfono e internet en Nicaragua ¿La competencia bien, como lo llevan ustedes? A mí me va de la patada.

El de los trabajadores es otro tema, los trabajadores de la empresa privada no están protegidos del todo, a huevo. He oído a liberales defender que la negociación colectiva no es necesaria porque el trabajador ya decide sus condiciones en el contrato que firma. JA, su reputisima madre.

¿Quieren saber mi opinión de todo esto? Los empresarios son una gente muy esforzada que hace que se mueva el mundo y que el país funcione. Pero cuando a un empresario le va bien, aumenta sus beneficios. Cuando le va mal (es decir, gana menos dinero), al que tiran a la calle es a uno.

En fin, de lo que estoy convencido es de que:

1. Por esto es que tan poca gente honrada se hace rica. 
2. Que nuestros “líderes políticos” son un reflejo de lo que somos nosotros como pueblo y no dejarán de ser corruptos hasta que la impuntualidad deje de ser un hábito, o hasta que la gente deje de inventar a la hora de llenar sus declaraciones, para pagar   menos impuestos (porque vivimos en un país donde la gente tira basura en las calles y luego reclaman al gobierno porque las calles están sucias o los cauces se inundan),  o hasta que nadie engañe para obtener un beneficio, porque en Nicaragua se trata de tener más que el vecino, más mierda… pero más.
3. Que viéndolo así, todos somos delincuentes. Y no nos diferencia la medida, sino la oportunidad.

Anuncios

20 pensamientos en “Este soy yo divagando (con resaca post 19)

  1. muchas divagaciones Manu, pero para alguien con resaca no está mal jejeje.
    y te felicito por tu blog,
    y a proposito, ODIO ese puto arco!!! “citi never sleeps”?????? ya lo creo!!

    Viole

    • Viole pues si, te lo voy a contar a vos nada más: Resulta que siempre ando con resaca, pero casi nadie lo nota. La gente cree que soy gracioso cuando en realidad siempre ando borracho.
      ¿ Que fin diste con el pastel ?

      • Sali de su circulo de la muerte en Abril del año 2011 fecha exacta 11 me senti libre y volvi a vivir despues de 10 años de tormento… ajajaj siiii te lo digo asi feliz!!! estoy vivaaaaaaa….!!!!!!!

    • Muchas gracias Yalí por haber llegado hasta aquí (y dejar un comentario), es que vieras, uno a veces se siente sofocado y ¡Zas!, salen cosas como estas… si es que cuando me pongo, me pongo.
      Saludos

  2. Me encantó tanto el post que estoy leyendo el blog desde sus “inicios” confieso que me está gustando mucho, por eso la Gaby te dijo en twitter que sos mi nuevo payaso favorito. Kudos!

    • No pasa nada Yalí , si hasta me cayó en gracia el cometario 😉
      Eso si, me decís cual de los “post” es el que más te gusta ¿si?
      Saludotes

  3. Me gustó mucho el post. De hecho estuve leyendo otros más de tu blog. Lo que más me gusta es el estilo desenfadado que le das a tus escritos. Además de la manera graciosa de enfocar temas realmente serios. Te felicito.

    • Muchas Gracias Doris por haber dejado rastro por aquí, creo que por la naturaleza de nuestro país es imposible hacerle frente a algunos asuntos si no es con sentido del humor. Espero haberle sacado alguna sonrisa hoy.
      Muchos Saludos

  4. OMG! He descubierto a una estrella! xD

    No mentira, desde que comenzás a leer sus tweets, te das cuenta del talento. Y todo lo escrito aquí, es cierto y hasta más.

    Saludes a todos y disfrutemos este blog.

    P.D Quiero mi café mañana

    • Jajajajajaja… Gaby, cuando me toque dar mi discurso de agradecimiento vas a ser la primera a la que voy a mencionar 😉

      Ayer lograste que el contador de visitas se volviera loco…

      Mañana un café… despues “Al infinito… y más allá”

      Un abrazo

  5. Que noooota Manu, que dijistes, que no iba a comentar esto?
    Aunque te parezca sumamente dificil de creerlo, todos los dias pensaba en esto. Ya me pasó que en dos ocasiones lo primero que pensé fue con comentarlo.

    A veces me da meyo aburrir pero para mi todo esto tiene como un común denominador el sistema hegemonico, definitivamente es un movimiento cultural que apunta a la sobrevivencia y en ese transcurso terminás desculturizandote, es decir la tan facilmente comprensible realidad te empuja hacia el nacimiento de ciertas actitudes que no están desligadas o por mejor decir, aisladas dentro del “lógico” y “comprensible” orden social de las cosas, nos movemos dentro de esquemas meramente economicistas y el que se descuida se convierte en cosa, y sin darte cuenta sos un puto automata que con tal de ganar el resto te valió madre, osea, te alienás completamente y estás en función de esa suerte de “etica mercantil” dentro de ese espurio esquema del razonamiento contable del debe y el haber, y si no pasó mucho tiempo, sos una fucking mercancía. Conciencia! para mi lo esta todo de ese lado.

    Me agarró pues la pensadera, pero que pensadera!!!

    En espera de un pastel pensador.

    Un abrazo hermanazo!

  6. Ԛue tal,
    Reconozcο es la primera vez que he eentrado tuu sitio y
    quieгo deсir quue mme resulta іnteresante y creo que me
    ѵefas con frecuencia por estos lares.
    😉

¿Estás pensando en algo? ...deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s