¡Ideay, al final resulta que si soy raro!

 Escenario 1

Amiga cuyo marido se va de viaje de trabajo toda la semana y que se traslada a casa de su madre.

Y yo de plano lo siento, pero no me parece normal salir corriendo a casa de mamá por no estar en casa sola. Y me dice: “Claro, cómo me voy a quedar sola en la casa, a ver qué hago yo una semana sin mi maridito”, pues hija, tan feliz, organizando tu tiempo, tu ocio, lo que vas a hacer, sin tener en cuenta a nadie más, que esto, de vez en cuando es hasta necesario.

Y nadie me da la razón, a todo el mundo le parece lo más normal armar una maleta y moverse a la otra punta de Managua una semana entera.

 Escenario 2

Compañeros que pasan toooodos los días hablando de carros, deportes, bacanales y discos, con todas las variaciones posibles de esos elementos. Yo me callo, porque no suelo tener mucho que decir: hablar de carros es una parte de la masculinidad con la que no me identifico, no me llama nada la atención, de deportes lo justo, salgo los fines de semana pero hasta ahí y del tema discos, pues ya habrán cosas más interesantes.

Total, que a veces acabo sintiéndome rarisimo  y medio “mariquita”, porque prefiero estar de risas o tonteando siempre. O no de risas, y hablando de pelis o libros…variar un poco.

 Escenario 3

Compañeros y compañeras que después de comer se van a tomar café y a quienes les parezco un bicho raro porque de vez en cuando me gusta quedarme solo leyendo. ¿Y cómo te vas a quedar aquí solo?  Pues quedándome,  ¿Qué, a veces parece que lo peor que te puede pasar en la vida es estar con vos mismo, cualquier cosa vale para no estar solo?

 Variación contextual del entorno 3:

Que hay un concierto, una peli nueva en el cine, un evento cualquiera donde por presión social o para “un mejor disfrute” hay que ir acompañado. Pues no, yo voy solo. Luego me quedan viendo como ¿Y vos de que jodido planeta es que venís?

Hombre, que tampoco es como si yo me creyera lo más elevado o culto de la creación, pero a veces siento que paso el día rodeado de gente sin sustancia y que realmente no me aportan demasiado.

Seguramente sea este tiempo loco, que me tiene de mal humor, que la jodida astenia viene y va por días, o que realmente soy más raro que un chino con el pelo rizado…díganme por favor que no estoy solo!!!

Anuncios

6 pensamientos en “¡Ideay, al final resulta que si soy raro!

  1. Jajajajaja, muchas veces me siento asi, asi mismito, con otras variaciones, yo si puedo al cine solo, me gusta encerrarme en mi casa todo el día, horas enteras a ver el cielo falso o ver solamente las nubes pasar por mi ventana, y no hacer nada, días enteros que solo me levanto a bañarme cambiarme de ropa y volver a acostar, tan bonito que es tiempo en solitario, te comprendo Don Alkantarillo

    • Jajajajaja… gracias Erick

      Yo creo que algunas personas tienen miedo a lo que se puedan encontrar si se quedan a solos y/o solas con ell@s mism@s

  2. Lo bueno en todo es el balance… pero no hay nada como no estorbarse a uno mismo, y poder tener momentos para contemplar tu vida y reflexionar… o simplemente, descansar… a veces, lo mas dificil o lo que toma mas tiempo es llegar a conocer personas mas a tono con uno y con esos simples placeres de la vida.

¿Estás pensando en algo? ...deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s