Machete

Cercenar miembros a diestra y siniestra salpicando sangre tanto (y todo) como sea posible, disparos y explosiones, sensualidad y orgías de sangre, han sido elementos recurrentes en las películas de Robert Rodriguez ( bueno no, en Spy Kids no había nada de esto). Esta vez lo volvió a hacer disfrazándolo de thriller fronterizo.

El personaje de los cuchillos, recurrente también en la fotografía del director de “Del ocaso Hasta el Amanecer” y “Desperado“, ya tiene su propia película… y le ha dado a Danny Trejo su primer papel protagonico en 30 años de carrera.

Rápidamente… ¿ De que va ? … pues: El senador McLaughlin (Robert de Niro) quiere aplicar una política de inmigración verdaderamente estricta, implacable e insoportable. Pero la va a pasar bien fea para cumplir este objetivo.

Cinematograficamente se trata de un homenaje a una ultraviolencia callejera que celebra sin recatos y de la manera más carente de sentido común imaginable.

No sólo entretiene, sino que alecciona, al colocar en el lado heroico de un mundo no tan imaginario (aunque sí delirantemente exagerado) a los  “espaldas mojadas” que se juegan la vida para alcanzar eso que denominan como Primer Mundo… en un presente lleno de muros físicos y éticos… de masivas e indiscriminadas expulsiones de inmigrantes… de inmoralidades consentidas contra los más desfavorecidos.

El mejor ¿y único? alumno de Quentin Tarantino ofrece en Machete una caricatura de su cine que, en efecto, no es apta para todos los públicos (ni para críticos o cinefilos refinados)… Esta peli no engaña a nadie ni pretende hacerlo.

Un repaso rápido: El mejor Robert De Niro en años encarnando a un senador racista que mata el tiempo libre matando espaldas mojadas; Michelle Rodríguez como una heroína que vende tacos en la mañana y que por la noche pega tiros en pro de la revolución; Jessica Alba como la guapa pero valiente policía que cree en la ley por encima de todo; Un irreconocible Don Johnson como el implacable y sanguinario guarda de frontera; y un espantoso e hilarante Steven Seagal encarnando al capo de la droga que hay que derrotar… ¡ah si! y la Lindsay Lohan haciendo una parodia de sí misma donde a lo mejor acepta públicamente la prostitución mediática de su persona.

En fin, no me lo pasaba tan disparatadamente bien en una sala de cine desdeeee… ya ni me acuerdo. Pero desde que arrancan los títulos de crédito, con eso de “Introducing Don Johnson” y “Music by Chingón”, uno ya sabe que se va a divertir.

Anuncios

¿Estás pensando en algo? ...deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s